espacio creativo es espacio entre las nubes

espacio entre las nubes es espacio contra el cielo

espacio contra el cielo es espacio creativo

sábado, 12 de marzo de 2011

El color de la emoción o el arte de ser lo que pintas

9 de febrero, 19.00 h. La sala de danza está preparada para iniciar un taller de pintura creativa. Un jarrón de barro sobre un pedestal en espera de ser pintado. La gente que va entrando y colocándose para comenzar. Se reparte el papel, los lápices, el carbón. La órden, clara y sencilla: Dibujar el jarrón. En silencio. Se observa como el jarrón va pasando a los papeles. La forma definida del jarrón va transformándose en líneas y manchas que perfilan los volúmenes. Pasan diez minutos. Se detiene el proceso. José Antonio invita a mirar lo que se ha hecho. Algo obvio, no hay dos jarrones iguales. Surgen las primeras dudas, juicios de valor, comparaciones. José Antonio adelanta que el jarrón que se ha pintado se identifica con cada persona o dicho de otra forma, cada persona es reflejo de su jarrón. La observación causa sorpresa. Es evidente que podemos identificar al pintor a través de sus obras. Es dificil confundir un Picasso con un Van Gogh. Lo que deja perplejo es que el jarrón se parezca a uno mismo. ¿En qué? Es decir, que al pintar dejamos una huella en lo que se pinta, de tal manera que este hecho ofrece información de quiénes somos, de cómo somos, de qué nos pasa, de nuestros sentimientos y emociones presentes. Vuelta a la tarea. José Antonio invita a colorear el jarrón, dándose permiso para la creatividad personal para que el color refleje la emoción surgida del momento. Asi se hizo. Doy fe como espectador de la diversidad, del exceso, de la exuberancia creativa, de la excitación alegre, vibrante, de cada jarrón. Y me quedo con las miradas satisfechas, reflexivas, llenas de preguntas que necesitan respuesta, mientras cada cual observa intensamente su jarrón.

Alfonso Ventura, 13 de marzo de 2011



video

sábado, 5 de febrero de 2011

Abelardo Arguedas y Círculo Avalón: Reiki





Círculo Avalón es una asociación sin ánimo de lucro que desarrolla una actividad de práctica, difusión y formación en Reiki en el municipio de Fuenlabrada. Abelardo Arguedas, a quien conozco hace años, preside la asociación y fue quien dirigió el taller de reiki en ESPACIO CREATIVO DE ENERO. Una experiencia que suscitó un enorme interés entre los amigos y amigas de ESPACIO CREATIVO y que no nos dejó indiferentes. A continuación os dejo un texto que me envió Abelardo en el que de forma muy clara podemos entender lo que es Reiki.



Breve historia del método Usui de curación natural

Japón, finales del siglo XIX, el Dr. Usui, presidente de la pequeña universidad Doshisa en Kyoto, recibió una pregunta de uno de sus alumnos de último curso que cambió el enfoque de su vida. “Si el Cristo ordenó a sus apóstoles curar a los enfermos e incluso resucitar a los muertos…¿dónde están hoy los milagrosos sanadores que aplican sus enseñanzas? ¿Qué método practican?. El Dr. Usui, obligado, como decano, por el Código de Honor Japonés, a responder todas las preguntas que plantearan sus discípulos, presenta su dimisión y se consagra a la búsqueda de la respuesta.
Se doctora en Sagradas Escrituras en la Universidad de Chicago, Estados Unidos en un vano intento de descubrir cómo Jesús y sus discípulos sanaban a los enfermos. Inicia un largo camino que le lleva a estudiar Budismo, chino…. Al aprender luego la antigua lengua de sánscrito para poder tener acceso a los escritos Budistas que nunca se habían traducido, el Dr. Usui encontró la fórmula, los símbolos y la descripción de cómo curaba Buda. Aunque había descubierto el conocimiento, no tenía el poder de curar, decidió irse a la montaña a meditarlo durante veintiún días, en el último de los cuales observó que un rayo de luz venía de los cielos directamente hacia él. Aunque tenía miedo, no se movió y el rayo le golpeó cayendo al suelo desmayado. Vio entonces en una sucesión rápida de imágenes, los símbolos que había descubierto en sus estudios; la clave de las curaciones de Buda y Jesús. Cuando salió del trance, inició el regreso, pleno de gozo y con una energía nueva y desconocida para él en su cuerpo, teniendo ocasiones en el camino de probar el milagroso poder de la energía sanadora que corriendo incontenible por sus manos calmaba dolores, cortaba hemorragias y cicatrizaba heridas.
Acababa de descubrir la Energía Vital del Universo y su manifestación benéfica en todo lo vivo, convirtiéndose en canalizador.


Reiki es un sistema antiguo de sanación por imposición de manos, de sencillez y potencias incomparables, que trata a la persona en su totalidad.
El cuerpo humano irradia calor y energía. Esta energía es la Fuerza Vital y tiene tantos nombres como civilizaciones han existido. Los japoneses la llamaron Ki. Todo lo que tiene vida contiene Ki y lo irradia.
El acto de la imposición de manos sobre el cuerpo para confortar o para aliviar el dolor es tan antiguo como los instintos. Ante la sensación dolorosa, lo primero que hacemos es llevar las manos al lugar dolorido. Cuando un niño tiene fiebre o está mareado, por instinto la madre apoya la palma de su mano sobre la frente del pequeño. Cualquiera que desee curar o ser curado puede convertirse en canal Reiki, asistiendo a un seminario Reiki.
Se ha comprobado científicamente que la energía Reiki penetra en el cuerpo por la cabeza, en la zona del chakra coronario, pasa por el corazón y es emanada por las manos. La energía emitida antes y después de una sesión se ha medido mediante el proceso Kirlian y la diferencia es sorprendente.
Reiki no es una religión o sistema de creencias, ya que no encierra doctrina alguna.
Reiki no sólo funciona sobre el nivel físico, aliviando dolor y ayudando a regenerar órganos y tejidos, sino también libera energía bloqueada, promociona la relajación total y trabaja sobre niveles mentales y emocionales, re-estableciendo el bien-estar mental.


Son muchos los hospitales en todo el mundo donde Reiki se utiliza como terapia complementaria existiendo amplia bibliografía que testimonia los beneficios de tan sencilla y efectiva técnica.







Gloria de Arcos: Yoga, salud física y emocional



"Un ave emprende el vuelo entre las manos que se juntan en el corazón". Son sus manos, las manos de Gloria, unidas en el pecho, mientras mantiene una postura inmóvil con el cuerpo durante unos minutos, concentrando la atención en la respiración, aquietando el pensamiento, relajando sus músculos, conectando con su interior...
¿Porqué es tan importante la salud emocional? ¿De que forma el yoga contribuye a nuestra salud emocional? Estas y otras preguntas tuvieron respuesta en el taller abierto que ESPACIO CREATIVO organizó en diciembre. Tener un tiempo para ti, para cultivar tu cuerpo, escucharte, es sinónimo de salud integral. Respira hondo y empieza a volar.

Flamenco en la voz y en la guitarra: Borja Chippirrás y Ángel Fernández





No lo había planeado. Surgió como surgen los eventos en Espacio Creativo, por el devenir. Una cosa lleva a la otra. Noviembre nos trajo música en forma de voz y guitarra flamenca, como el pasado año, Alba y Pablo, cuerpo de danza y guitarra también. La voz de Borja Chippirrás y la guitarra de Angel Fernández inundaron el aula de danza con el duende de estos dos artistas flamencos. Juventud, ilusión, entrega, nervios. Tiempo de disfrute que nos dejó con ganas de más. Conocí a Borja cuando aún era niño y ya entonces me sorprendío el torrente de voz que mostraba, ese don con el que muy pocos nacen y que los menos desarrollan y conservan con el paso del tiempo. Él es de esos. Cantar es un impulso vital que surge en íntima consonancia de lo que eres con lo que quieres ser, en la infancia suele ser así, un impulso irrenunciable que te lleva a emprender un camino que no es otro que el de la expresión de tu arte. Difícil empeño, pero no imposible. Angel y Borja, estáis en el camino. Crearos la suerte para que la suerte os acompañe.

martes, 9 de noviembre de 2010

Lo mejor de lo mejor

Menos es más se ha convertido en un tópico repetido de forma vulgar y casi vale para cualquier cosa y sin embargo no debería ser así. Menos es más solo es válido cuando se ha sacrificado todo lo sacrificable y lo que queda es lo esencial, lo sustancial, aquello sin lo cual lo que se muestra no tendría sentido. Menos es más es también una purificación, una manera de desprenderse del peso de lo superfluo, del adorno innecesario. Es también, una manera de evitar la confusión, el ruido, un buscar la paz, el silencio, la concentración. Es por eso que restar para conseguir un resultado positivo ha de ser lo mejor de lo mejor. De cada uno de nosotros, de nuestro verano, de nuestras fotografías. El 26 de octubre volvimos a encontrarnos en la sala 1 del Centro Cultural La Paz con nuestras 10 mejores fotografías del verano. Solo una de cada diez, de cada uno, ha llegado hasta aquí. Después de escucharos os dejo mis comentarios, lo que a mi me sugieren. Ahora os pido que, si queréis, dejéis los vuestros.


Vera Green
¿Cuanto amor cabe en ese corazón? Sobran las palabras, las referencias a fulana o mengano, al sexo del amante, a su condición, al objeto de su amor. Sobran las palabras o quizá están escondidas tras el trazo preciso y exagerado. Sobran las palabras porque después de ese corazón que más puede decirse. Cuesta arriba o cuesta abajo, según se mire, el corazón furtivo dejó su huella en la pared, ¿quien se atreve a borrarlo?




Toñi Delgado
Toñi ha elegido un amanecer sobre el río Ganges, en la India, un momento tranquilo instantes antes del bullicio, del ajetreo, del ir y venir de sus gentes a su río sagrado, lugar común de todos los indios que se acercan a su orilla en busca de lo humano y lo divino.




Tonyhw
Tonyhw ha escogido un retrato junto a dos de sus "primas", un día de verano donde aliviar el calor junto al embalse del Borbollón, en Cáceres. Otra orilla de agua, ésta, para calmar "ardores" veraniegos. Verano es también sinónimo de nuevas relaciones, la sorpresa de conocer gente nueva, a veces, como en este caso, por la que corre tu misma sangre.




Santiago Santos
Santiago Santos "Santi", dejó su cámara a su mujer para dejarnos esta estampa típica de pueblo pesquero, donde las pequeñas embarcaciones regresan del mar con su pescado fresco, mientras las gaviotas pululan alrededor en busca de una presa fácil.




Payaso Pez
Un bombero y un soldado de juguete junto a la orilla del mar, es una imagen suficientemente evocadora como para destriparla con cualquier comentario. Que cada cual se deje llevar por su sensibilidad. Si conocéis la obra de Payaso Pez a través de su blog "La pecera del payaso", entonces os daréis cuenta de que no podía ser de otro. Lleva su firma.




Ovidia Crespo
Ovidia Crespo, nos ha dejado una pequeña imagen donde el cielo se refleja sobre la superficie lisa del agua del mar. A lo lejos, dos figuras dan perspectiva a la imagen en el límite entre el cielo y el mar. Espectacular.




Olvido Pan
La siguiente imagen, de Olvido Pan, especula entre lo real y lo imaginado, la paradoja de las proporciones, una zambullida a un mar que se escapa entre los dedos de los pies.




Mery Parra
Venecia, que duda cabe, un cristal que separa y que deja ver más allá de la intemporal expresión de las máscaras, el reflejo del fascinado fotógrafo. Da para mucho esta fotografía...



Giuseppina Modica
El encanto de un castiilo se ha convertido en el escenario encantado donde Giuseppina se triplica. ¿Con cuál de ellas te quedas?




Gema Cobos
¡Cuantos pintores han captado en sus lienzos el momento estival de bañistas al borde del río! Desde Courbet, Manet, Cezanne y tantos otros... El ojo de Gema no es precisamente un ojo ignorante. El encuadre, la disposición de las personas, el momento trivial, sin pose, sugieren el refrescante encanto de una calurosa tarde de verano a la orilla del río. ¿Existe para una pintora algo más pintoresco?




Esperanza Andújar
Que mejor que un refrescante baño, después de una caminata de muchos kilómetros en el Camino de Santiago. Si, mejor si la bañera tiene agua. Y si no, me haces una foto aqui mismo para que todos sepan lo que me gustaría hacer en este momento. ¿Se puede fotografiar el deseo? Sí, claro que sí.




Cristina Prieto
Quienes no habéis estado en Roma no podéis entender la cara de imbécil que se te queda cuando llegas a este lugar y no puedes cerrar la boca. Solo en casos como éste está más que justificado lo de "me haces una foto de las de yo he estado aquí". Imprescindible en cualquier álbum veraniego que se precie.




Carmen Dueñas
Aún recuerdo aquel día que nos fuimos a bañar.
Aquel agua tan fría y tu forma de nadar en el río aquel
Tu y yo y el amor que nació de los dos... ¿o no?
Para qué inventar nada cuando Miguel Ríos ya lo dejó bien claro hace tiempo.




Carmen Arranz
No eres tú, Carmen, a quien podemos leer el pensamiento, tan infinito como el horizonte que se ve a lo lejos. Pero bien podrías serlo, si no fuera porque Gloria te dio pie para expresar lo que pocas cosas como una fotografía pueden decir. Y asi está dicho.




Angeles Urbina
Decidme que verano es verano sin fuegos artificiales. Que fiesta de pueblo podemos imaginar donde no los halla. Explosión de emociones tan efímeras como el propio verano. Tan inexpresables, sobrecogedoras y cálidas como el fuego cayendo sobre nosotros y tan difíciles de ser atrapadas por el ojo de una cámara.




Angeles de la Osa
Un momento de descanso entre palacio y palacio, entre museo y museo. Los pies ya no dan para más. Mientras tanto nos llevamos algo a la boca, echamos una cabecadita, bebemos algo fresco y alguien, entre trago y trago inmortaliza el momento.



Asociación Fotográfica La Paz
Marcando el paso no fue la fotografía ganadora del concurso de agosto de la Asociación Fotográfica La Paz. Pero esta fotografía se ganó mi corazón.





viernes, 29 de octubre de 2010

EC 10-11: nuevo ciclo


¿que tiene el verano que no tienen las otras estaciones para que siempre que volvemos de él nos preguntemos unos a otros qué tal no ha ido? Si te preguntasen ¿que tal la primavera? ¿Como te fue en invierno? ¿Que tal lo pasante en otoño? nos sonaría extraño. El verano, necesidad de alejarse, viajar, cambiar de caras, de entrar en la espiral de baño, toalla, siesta, cañita a la luz de la luna, fiesta; impulso entrópico que descentra, desrrutina, descoloca. Creo que va por ahí la cosa. En cualquier caso, la vuelta del verano es el lugar común del encuentro para mostrar los pequeños tesoros acumulados, convertidos en fotografías que explicitan el deseo de compartir con los amigos la experiencia de nuestros pequeños o grandes placeres.
ESPACIO CREATIVO ha propiciado ese encuentro, para volvernos a ver las caras, algunas nuevas, otras renovadas, muchas de ellas las mismas, cumpliendo el rito estacional, compartiendo nuestra cosecha mezcla de ilusión y desengaño, de frutos unos amargos, otros dulces, de expectativas cumplidas o de cosechas malogradas. Otoño, tiempo de alegría por la cosecha mala o buena, de juntarse una vez más para beber el mosto aún dulce del verano, de asar las castañas del amor efímero, de arrimarse, amigos con amigos, al calor de la lumbre de los sentimientos.

Alfonso Ventura 29 de octubre de 2010

e